Influencia del ciclo menstrual en el empoderamiento de la mujer en el Siglo XXI

En el marco del Día Naranja, la Red Naranja, Hombres por la equidad e igualdad, Juventud Unida en Acción (Juena), Proyecto Mujeres y Universo Menstruacción realizaron el Zoom: Influencia del ciclo menstrual en el empoderamiento de la mujer en el Siglo XXI.


- Publicado por: Red Naranja Venezuela, el 2 septiembre, 2021

En el marco del Día Naranja, la Red Naranja, Hombres por la equidad e igualdad, Juventud Unida en Acción (Juena), Proyecto Mujeres y Universo Menstruacción llevaron a cabo el Zoom: Influencia del ciclo menstrual en el empoderamiento de la mujer en el Siglo XXI.

La moderación fue realizada por Francheska Márquez, presidenta de Juena. El evento contó con las ponencias de Estefania Reyes, directora de Proyecto Mujeres, periodista y politóloga feminista, y Alejandra Prada, licenciada en periodismo, especialista y orientadora en mujer y ciclo menstrual femenino, autora del e-Book “Haz las paces con tu ciclo menstrual”.

El ciclo menstrual en una sociedad patriarcal 

Estefania Reyes expresó que el ciclo menstrual es una experiencia humana y es el resultado de una realidad biológica, pero su vivencia se construye y consolida con otros elementos de la vida intima, la historia, la cultura, el contexto social, económico y político de la persona.

El ciclo menstrual puede ser un indicador del estado de salud y por ello, hay feministas, dentro y fuera de la medicina, que prefieren denominarlo como ciclo hormonal u ovulatorio.

Además, el cuerpo de la mujer ha sido invisibilizado a lo largo de la historia científica en la medicina. Lo cual ha tenido repercusiones en la salud de las mujeres y la capacidad de diagnóstico de los trastornos.

El ciclo menstrual puede estar condicionado al estrés físico o mental, la nutrición, las condiciones de vida, los conflictos laborales y sentimentales, entre otros. Condiciones como la anemia, la deficiencia del hierro y los trastornos endocrinológicos, tienen un impacto negativo en la vida de las mujeres.

Las mujeres, niñas y adolescentes necesitan unas condiciones sistémicas óptimas, un contexto libre de violencia, en el que se sientan satisfechas en el ámbito emocional y profesional, con condiciones de vida favorables, acceso a insumos, calidad de vida y educación.

Realidad menstrual en Venezuela

El 68% de las niñas entrevistadas por Proyecto Mujeres admitió que no ha recibido educación sobre la menstruación en las escuelas. El 70% aproximadamente comentó que tampoco le informaron en sus hogares y el 60% no sabía qué era el ciclo menstrual.

Las niñas entrevistadas ya estaban en el inicio de la pubertad. Habían comenzado con su ciclo menstrual o pronto iban a experimentar esta vivencia, sin tener conocimientos sobre ello y en medio de un contexto de tabú, estigmas y desinformación.

Además, la ponente mencionó que existen experiencias de desequilibrio y descontrol, que deben ser atendidas de manera temprana. Ya que hay situaciones que se excusan en el síndrome premenstrual y se normaliza el dolor, cuando realmente la causa puede ser derivada de otro factor de salud de la mujer.

Etapas del ciclo hormonal

Alejandra Prada expresó que cuando las mujeres conocen su ciclo menstrual, pueden controlar y saber las emociones que sienten. La menstruación implica la fase de sangrado, pero también está la preovulación, la ovulación y la premenstruación.

La ponente sugirió que se use una hoja y un bolígrafo para anotar las vivencias del primer día de menstruación, el estado emocional y físico, y así sucesivamente con los próximos días. De esta forma, las mujeres podrían tener un mes de información valiosa sobre el ciclo hormonal para su autoconocimiento.

Cultura patriarcal y la menstruación

Márquez mencionó que en algunas culturas, cuando la mujer está en el proceso de menstruación, se les prohíbe ir a la escuela, cocinar, lavarse el cabello y otros tabús sobre ello. Ante ello, la ponente sugirió la acción, concienciación y sensibilización. Que las mujeres se integren y sientan la necesidad de buscar la información para conocer el ciclo menstrual.

De igual forma, las mujeres deben incluir a los hombres en el proceso hormonal para que conozcan y comprendan el ciclo, ya que son las personas que acompañan y apoyan en ello. Otra de las técnicas que se pueden aplicar es la anotación de la cantidad de días y el estado emocional que observen de su pareja y así poder conocer mejor el proceso.

Higiene menstrual

Durante los días de sangrado, las mujeres deben usar una higiene mínima. Si el tipo de políticas como la eliminación del impuesto en productos de higiene menstrual, van a facilitar la concienciación, son bienvenidas. Incluso, el IVA debe estar exento porque es un proceso vital y natural para la mujer.

La ponente también mencionó que hay productos que se están dejando a un lado por el impacto que están teniendo en el medio ambiente y hay que educar en la copa menstrual, las compresas reciclables, entre otras iniciativas.

Prada expresó que en España existe la pobreza menstrual. Por ello, fue noticia que un instituto educativo puso compresas y tampones gratis para que las mujeres y adolescentes pudiesen tener acceso gratuito a ello. El próximo paso sería que acciones de este tipo sean una norma y no que sea una excepción en el mundo.

Estefania Reyes señaló que la lucha por la eliminación del impuesto rosa es una de las reivindicaciones que se buscan en el activismo menstrual en el mundo.  La ponente expresó que es importante garantizar el acceso a los productos de higiene menstrual, especialmente en contextos vulnerables como Venezuela y a su vez, el esfuerzo político debe estar orientado también a la educación menstrual en las escuelas para informar a las comunidades.


Deja una respuesta