El teletrabajo también debe regularse con perspectiva de género

El foro “Por un futuro igualitario” fue organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Feminismo INC el pasado 5 de marzo de 2021, conjuntamente con diversas empresas que tienen presencia en Venezuela, las cuales han adaptado el teletrabajo, aplicando para ello diferentes políticas con perspectiva de género. Horarios flexibles […]


Avatar - Publicado por: Comunicaciones CEPAZ, el 22 marzo, 2021

El foro “Por un futuro igualitario” fue organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Feminismo INC el pasado 5 de marzo de 2021, conjuntamente con diversas empresas que tienen presencia en Venezuela, las cuales han adaptado el teletrabajo, aplicando para ello diferentes políticas con perspectiva de género.

Horarios flexibles

Rosicler Gómez, Representante Residente Adjunta en Venezuela del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), expresó que las mujeres han tenido una carga extra durante la pandemia en los hogares y en el mercado laboral, en relación al trabajo doméstico y el cuidado no remunerado.

Unas de las recomendaciones que realizó para el área laboral fue la aplicación de horarios de trabajo flexible, mediante la adopción del teletrabajo a gran escala y de cambios de división de trabajo en el hogar. Además, es importante visibilizar el trabajo realizado por mujeres y niñas, resaltando el liderazgo  positivo que han ejercido, así como los retos que persisten, como por ejemplo, la ausencia de mujeres en los espacios de toma de decisiones. Susana Reina, directora de Feminismo INC, agregó que las crisis amplifican las desigualdades.

Sin distinción salarial

Por su parte, Ramón Oscos, socio director de KPMG en Venezuela y asesor en diversas industrias y empresas internacionales, comentó que existen diferentes políticas públicas con perspectiva de género como la telemedicina para atender al personal.

Además, la empresa KPMG ha organizado espacios para conversar diversos aspectos sobre el emprendimiento, lo cual ha servido para incorporar a las familias en el área. Adicionalmente, Oscos comentó que ofrecieron computadoras a las hijas e hijos de los colaboradores, así como fortalecimiento del equipo de trabajo y entrenamientos grabados para visualizarlos de manera asincrónica.

La empresa KPMG no tiene distinción salarial de ningún tipo entre mujeres y hombres, y ha trabajado el mantenimiento de la calidad de vida de los colaboradores para sus carreras y crecimiento económico durante la pandemia.

Fortalecimiento de capacidades

Magdalena de Luca, CEO de Sybven, señaló que la empresa trabaja en 17 países y que el teletrabajo fue un emprendimiento desde hace 12 años, donde el mayor reto fue la medición de los objetivos con un tiempo establecido.

El teletrabajo durante la pandemia agregó el uso compartido de las computadoras y equipos tecnológicos con las familias. La empresa realizó la aplicación de encuestas, dicha iniciativa sirvió para conocer cómo se sentían los trabajadores y crear iniciativas para el apoyo requerido, con la mejoría de condiciones de trabajo, así como remuneraciones por el mantenimiento y uso de los equipos de la casa.

Sybven promueve un proyecto de tutoría online a estudiantes mediante la educación e-learning, en busca del fortalecimiento de capacidades de los padres y madres, así como también les han otorgado el tiempo que requieran para apoyar a sus hijos.

Afectación en las mujeres

Juan Carlos Pró-Rísquez, director y administrador de la empresa Dentons en Venezuela, hizo énfasis en la importancia de la innovación. El mayor porcentaje de participación de colaboradores de la empresa Dentons en el país son mujeres.

La tecnología en Venezuela no es avanzada para la adaptación del trabajo remoto, con las aplicaciones como Zoom, Google Teams, entre otros, por lo cual es importante medir la afectación del método de trabajo remoto en las mujeres venezolanas.

Anteriormente, la empresa adaptó un horario enfocado en el trabajo en oficina hasta las 2:00 PM y luego culminaban las actividades pendientes fuera del área laboral, en un horario flexible.

La empresa acordaba las horas de las reuniones según la disponibilidad de todos los miembros y se realizaron compras de los aparatos de internet para el equipo de trabajo. Por otra parte, los periodos pre y postnatal los clasifican como tiempo efectivo de servicio, entre otras políticas.

La participación de las mujeres en las reuniones es obligatoria, pues son parte integral del equipo y aportan ideas significativas para la mejora del trabajo, concluyó Juan Carlos.

Susana Reina comentó que la inexistencia de una ley que regule el teletrabajo en Venezuela hace que las mujeres sean más vulnerables y cree importante que se trabaje próximamente en ello.

Conocer la realidad

Para Patricia Valladares, consultora jurídica de NetUno y directora de Voces Vitales Venezuela, el primer paso es el diagnóstico del personal para conocer la realidad del equipo de trabajo.

NetUno tiene diversas políticas, como apoyar en la compra de los uniformes y útiles escolares para la educación de los hijos del personal. La empresa ha realizado cursos, formaciones, asesorías, jornadas de salud interna, brinda apoyo en la tarea de las hijas e hijos del equipo de trabajo, entre otros beneficios.

Énfasis en la salud mental

Susana Reina concluyó que las empresas tienen la responsabilidad de dotar de herramientas al equipo para el teletrabajo. Así como capacitar a las personas, tener hábitos de productividad diferentes a los que han sido aplicados en la presencialidad y promover la salud mental de cada integrante del equipo.


Deja una respuesta