Breviario (2) La escritura de noticias sobre la violencia contra las mujeres y las niñas… Por Isabel Zerpa

Algunas reflexiones que guían nuestras sugerencias Partiendo de lo expuesto en artículo anterior y tomando como referencias los aportes de diferentes autores y autoras e instituciones nacionales e internacionales que han estudiado el tema, proponemos algunas sugerencias que sirvan como guía para el abordaje del tema de la violencia hacia las mujeres, tomando en cuenta las siguientes premisas […]


Avatar - Publicado por: Comunicaciones CEPAZ, el 14 abril, 2020

Algunas reflexiones que guían nuestras sugerencias

Partiendo de lo expuesto en artículo anterior y tomando como referencias los aportes de diferentes autores y autoras e instituciones nacionales e internacionales que han estudiado el tema, proponemos algunas sugerencias que sirvan como guía para el abordaje del tema de la violencia hacia las mujeres, tomando en cuenta las siguientes premisas fundamentales: Valoración del tema;  manejo de los contenidos; forma y lenguaje a través de los cuales se explicite la temática.

Valoración

  • No se trata de una información, ni de una noticia convencional. Debe ser abordada con precaución y respeto: Es importante crear conciencia y dejar muy claro que la violencia hacia las mujeres, en el más amplio sentido de la expresión, forma parte de los malos tratos y esto constituye un problema de carácter social y la violencia contra las mujeres, constituye un atentado contra la vida, la dignidad y la integridad física y psíquica de las victimas. Es un atentado  contra ellas y contra sus derechos humanos.
Abordar el tema de la violencia contra las mujeres en los medios escritos de comunicación social, implica respeto, valoración de los derechos humanos de las mismas y empatía con el sufrimiento de estas mujeres, agredidas y violentadas física y psicológicamente. Esto significa igualdad y equidad de género.
  • La valoración de un tema, pasa por el conocimiento profundo del mismo. Es importante dar a conocer los diferentes tipos de violencia de género y considerar el término Feminicidio como un concepto relevante en nuestra sociedad, donde se expresa la forma más extrema de violencia contra las mujeres, representando en muchos casos la muerte:

…El feminicidio es el genocidio contra las mujeres y sucede cuando las condiciones históricas generan prácticas sociales que permiten atentados contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de las mujeres. En el feminicidio  concurren en tiempo y espacio, daños contra mujeres realizados por conocidos y desconocidos, por violentos, violadores y asesinos individuales y grupales, ocasionales o profesionales, que conducen a la muerte cruel de algunas víctimas… El feminicidio se conforma por el ambiente ideológico y social de machismo y misoginia, de violencia normalizada contra las mujeres, y por ausencias legales y de políticas de gobierno, lo que genera condiciones de convivencia insegura para las mujeres…(Lagarde, Marcela  2006)

Marcela Lagarde, mexicana. Autora feminiista, reconocida por sus valiosos aportes al estudio del feminismos y a la construcción teórica del feminicidio.
  • Es  nuestro caso particular, es muy importante que las y los comunicadores venezolanos conozcan la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia donde se define la violencia hacia las mujeres, como:

“…todo acto sexista que tenga o pueda tener  como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, emocional, laboral, económico o patrimonial, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, así como la amenaza de ejecutar tales actos, tanto si se producen en el ámbito público como en el privado.” (2007:10)

En el Capítulo III de la ley se definen las diferentes formas de violencia contra las mujeres y en el numeral 15, se define la Violencia Mediática como “…la exposición, a través de cualquier medio de difusión, de la mujer, niña o adolescente, que de manera directa o indirecta explote, discrimine, deshonre, humille o que atente contra su dignidad con fines económicos, sociales o de dominación”  (2007:13).

En este sentido, las y los comunicadores sociales deben tomar nota de la importancia de la violencia de género en cada una de sus manifestaciones y hacerla visible en sus medios. Por otra parte, las y los comunicadores deben considerar que a través de los medios escritos y audiovisuales, se puede generar otro tipo de violencia que victimiza nuevamente a las mujeres,  según sea el tratamiento que se le de a la información, a las noticias, a los casos de maltratos contra la mujer. El manejo inadecuado de esta información puede convertirse en un nuevo atentado contra los derechos humanos de la mujer.

No justifiquemos el amarillismo a través del interés social

Es necesario tratar por todos los medios y través de todas las formas posibles evitar el sensacionalismo. La mayoría de las veces, la informaciones, relatos y noticias vinculadas con la temática de la violencia hacia la mujer, despiertan mucho interés en el entorno sociocultural de las víctimas y en el entorno social en general; hay que evitar los comentarios morbosos, los detalles escabrosos, donde las víctimas vuelven a ser violentadas, a través de los medios impresos y audiovisuales.

Una cosa es la información fidedigna y otra cosa es el morbo, el amarillismo la descripción exagerada de los maltratos físicos y/o psicológicos.  No es necesario enumerar golpes, puñaladas, violaciones, asedios, persecuciones y otros maltratos.

Las noticias presentadas de esta forma, vitinizan nuevamente a las mujeres y su efecto es totalmente contraproducente.

Este tipo de información no ayuda para nada a las mujeres víctimas de violencia; pero sí propicia beneficios económicos y publicitarios para las empresas. Lo ideal sería sensibilizar a las y los profesionales de la comunicación, para valorar estas situaciones de violencia contra la mujer, como experiencias que atentan contra sus derechos como humanas y como ciudadanas, para presentarlas de manera respetuosa y abordar las noticias más allá de la rentabilidad económica.

Privacidad y confidencialidad

Valorar  el tema de Violencia hacia las Mujeres, implica respeto al derecho a la privacidad y confidencialidad de los hechos por parte de las víctimas. Sólo incluiremos testimonios de víctimas de malos tratos cuando no se hallen en situación  de peligro, de emergencia o bajo cualquier presión. Con frecuencia se difunden noticias de violencia, o casos de violaciones, donde no se toma en cuenta este derecho, e incluso, redivulgan testimonios, sin el debido consentimiento informado sobre estos aspectos, lo que muchas veces, puede convertirse en nueva violación.

Consentimiento informado

Muy vinculado al punto anterior, es indispensable considerar  el consentimiento informado. Para dar informaciones de tipo primicia  sobre casos de violencia hacia la mujer,  es necesario asegurarse de que la víctima autorizó de forma consciente e informada, la publicación. Esto es muy importante, sobre todo en casos de violencia sexual, trata, explotación sexual, etc. La no consideración de este aspecto, podría interferir en el proceso, vulnerabilizar y sobre victimizar a las mujeres que sufren estas situaciones

  • Mayor cuidado se debe tener al abordar el tema, cuando se trata de niñas, niños y adolescentes. La LOPNA  ha prohibido la aparición de su identidad e imagen.
  • Es importante dar relevancia al hecho de dar a conocer la violencia continuada: agresiones, maltrato psicológico, maltrato laboral e institucional hacia las mujeres, agresiones físicas, presiones psicológicas, aunque no tengan como resultado la muerte.
La violencia psicológica hace daño todos los días y hunde a las mujeres en un pozo sin fondo.

La Valoración de esta problemática, implica una adecuada divulgación: Ello implica apego a la verdad, al respeto a las mujeres violentadas, a la solidaridad  de género; además de una disposición a promover de manera sistemática, toda la información necesaria para la prevención y la atención de las mujeres víctimas de la violencia. Los medios de comunicación deben divulgar información sobre los lugares donde pueden acudir las víctimas y sus familiares, para denunciar solicitar ayuda y asistencia especializada; al igual que deben darse a conocer las acciones desarrolladas por las mujeres para  protegerse de los agresores.

En todo caso, una de las misiones importantes de los medios de comunicación social, es la prevención de la violencia de género y en ello, deberíamos comprometerenos todos los profesionales, mujeres y hombres, en todos los ámbitos.

Concluimos aquí la segunda parte de este trabajo. En el próximo artículo nos detendremos en otros aspectos relevantes sobre la escritura de noticicais sobre la violencia contra la mujer, como el desarrollo del contnido, el estilo y la forma y algunas sugerencias especiales par el desarrollo de esta temática.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

ASAMBLEA NACIONAL (2007) Ley Orgánica por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, Caracas, Venezuela.

LAGARDE, Marcela (2001) Identidad Femenina. Foro Mundial de Salud Reproductiva. CENDOC-CIDHAL

———————— (2006) Feminicidio. Conferencia dictada en la universidad de Oviedo.Disponible en: http://www.ciudad de mujeres.com/articulos/article.php3?idarticle=77

PERIÓDICO PÚBLICO (2008) Manual de Redacción para informar sobre la violencia de género. Edición 20/01/2008.

RODRÍGUEZ, María Pilar (2008) Presencias y Ausencias de las Mujeres en los Medios de Comunicación, en Revista EMAKUNDE, pgs: 6-9.Vitoria. España


Deja una respuesta