CERLAS
FunDanna
Juventud Unida en Acción
Psicólogos Sin Fronteras
Aliadas en Cadena A.C.
Freya
ATRAEM
Red Sororidad
Entretejidas
ULA - Comisión de la Mujer
Fundación para la Prevención de la Violencia Doméstica hacia la Mujer
FemiUnidad
Women Riots
Hombres por la Equidad e Igualdad
Red De Mujeres - Portuguesa
Provea
Fundación Nueva Mujer - Margarita

Vilomah: Un velorio cinematográfico

Estas mujeres cuidadoras fueron testigos de primera mano de la Emergencia Humanitaria Compleja que azota al país. Sus hijos e hijas fueron convertidos en víctimas de la carencia de insumos y condiciones sanitarias básicas, haciéndolos propensos a infectarse con agresivas bacterias, las cuales acabaron con sus vidas.


- Publicado por: Red Naranja Venezuela, el 8 abril, 2022
0

Hace 4 años, se grabó un video en el Hospital J.M. de los Ríos (el mayor hospital de niños de Venezuela) donde 9 madres y padres clamaban por la salud de sus hijos que se encontraban infectados, debido a la falta de limpieza del tanque de ósmosis en el Hospital.

Vicky, Carmen, Emilce, Judith y Katherine vuelven a ver el video, que después de presentarse ante la Comisión Interamericana de DDHH (CIDH), se convirtió en un registro importante de la falta de suministros e infraestructura que ha cobrado la vida de decenas de niños y niñas.

Estas muertes prevenibles representan algo más que el dolor que ellas sienten y son un testimonio continuado de los efectos devastadores de la Emergencia Humanitaria Compleja en Venezuela.

Estas mujeres cuidadoras fueron testigos de primera mano de la Emergencia Humanitaria Compleja que azota al país. Sus hijos e hijas fueron convertidos en víctimas de la carencia de insumos y condiciones sanitarias básicas, haciéndolos propensos a infectarse con agresivas bacterias, las cuales acabaron con sus vidas.

“Proveniente del sánscrito, el término Vilomah surge para llenar un vacío. A través de esa palabra, la tragedia encuentra expresión”, explicó Juan Pablo Orellana realizador del documental.

Desde 2017 han fallecido 68 pacientes renales en el centro de salud caraqueño. Ese mismo hospital solía ser sinónimo de prestigio, hoy en día se ha convertido en representante de un Sistema de Salud Público colapsado.

En vista de esto, las organizaciones no gubernamentales Prepara Familia y Cecodap, solicitaron medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dirigidas a evitar futuros daños irreparables a la población hospitalaria, específicamente a los pacientes del área de nefrología en la cual ocurrió el letal brote infeccioso. Estas fueron concedidas en febrero del año 2018.

Cuatro años luego de ese importante suceso, las condiciones sanitarias en el Hospital J.M. de los Ríos no muestran mejorías significativas. Las medidas cautelares fueron extendidas a fines de 2018, para englobar a otros 13 servicios de este centro de salud del Estado.

“Consideramos necesario evidenciar lo que estaba pasando y sigue pasando. Porque resulta fácil olvidarse de una lucha perdida, pero sería lamentable que esta tragedia prevenible también fuera silenciada, como lo han sido muchas otras en nuestro país”, alertó el cineasta.

Vale destacar que los hermanos Orellana realizaron el cortometraje “La culpa y otros síndromes” que les valió el premio a “Mejor talento joven” del Mobile Motion Film Festival de Zurich, Suiza, en 2020. Siendo este el primer corto documental producido por Prepara Familia, con una duración de 22 minutos.

Créditos

  • Realizado por LOS HERMANOS ORELLANA
  • Post-producción de sonido y música por CARLOS MARTÍNEZ
  • Narración por JUAN PABLO ORELLANA
  • Asistencia de producción por MIGUEL ALFONZO ADRIÁN NARANJO y DANIEL SANTOLO
  • Violinista LUIS MÉNDEZ


Deja una respuesta