Organizaciones feministas ratifican su participación en la Ruta Verde

El pasado 22 de septiembre en horas de la mañana, se reunieron un grupo diverso de organizaciones feministas para ratificar su participación en la Ruta Verde a favor de la despenalización del aborto con el lema “aborto seguro y acompañado”.


- Publicado por: Red Naranja Venezuela, el 25 septiembre, 2021
0

El pasado 22 de septiembre en horas de la mañana, se reunieron un grupo diverso de organizaciones feministas para ratificar su participación en la Ruta Verde a favor de la despenalización del aborto con el lema “aborto seguro y acompañado”.

En el espacio, estuvieron presentes Faldas R, Tinta Violeta, Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad Central de Venezuela (CEM-UCV), Las Comadres Púrpuras, la Asociación Venezolana de Sexualidad Alternativa, Colectiva Tejiéndonos Mujeres, Sedesex, El Otro Beta, Diversidad UBV y la Brigada Feminista Latinoamericana, todas parte de la articulación feminista venezolana.

La organización Tinta Violeta leyó el comunicado donde expresan su deseo de ser escuchados en la Asamblea Nacional para que el aborto sea despenalizado, para salvar la vida de las mujeres. Iniciaran la ruta verde buscando la despenalización social, que es la despenalización a partir del debate, de la formación, a partir de entender lo que viven las mujeres desde sus propios cuerpos.
Las mujeres venezolanas, especialmente las de situación mas vulnerable en medio de esta crisis económica, están padeciendo y sufriendo solas. Las mujeres de todos los movimientos feministas ponen sus cuerpos frente a esta solicitud para apoyar a que todas las mujeres puedan tener el derecho de decidir sobre sus cuerpos.
Isabel Zerpa del CEM-UCV informó que desde sus espacios de estudios han desarrollado un proceso de reflexión e investigación sobre el tema de la despenalización del aborto.
Además, la directora del CEM-UCV, dio a conocer la investigación y las discusiones que se han dado desde el espacio académico acerca de esta lucha, lugar donde converge diversidad de pensamientos y creencias. “Luchar por la despenalización del aborto es lucha por la vida de las mujeres”, dijo para finalizar su intervención.

Todas las personas que estuvieron presentes coincidieron en que luchar por este tema es luchar por la vida de las mujeres, por una mejor calidad de vida de las mujeres, niñas y adolescentes que han sido abusadas. Ninguna mujer vino al mundo para decir quiero abortar, se pide que el proceso del aborto sea llevado con dignidad por personas que estén formadas en la materia.

Por parte de Faldas R opinaron que el aborto no va a disminuir o aumentar por un contexto legal porque esto ya sucede a diario, solo que en condiciones inseguras y sin información adecuada. Sus investigaciones arrojan que un aborto en condiciones idóneas es mas seguro que un parto. El riesgo del aborto está exclusivamente ligado con el contexto de ilegalidad. “Si queremos avanzar a una sociedad que planifique la vida y que construya una vida digna no podemos criminalizar a las mujeres por abortar… Nos urge humanizar a la mujer que aborta” Venezuela necesita despenalizar el aborto porque es la 3ra causa de mortalidad materna en el país.

Magdymar León de Avesa y como parte de la Alianza de las organizaciones Salud para todas, reitera su participación en la ruta verde desde los inicios de su organización (36 años), como también más de 19 organizaciones que luchan por los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, siente que cada vez son más quienes se suman a esta lucha que es un tema de ciudadanía, pues aun no se nos reconoce ese derecho, porque las mujeres tenemos toda la capacidad de decidir nuestros cuerpos y nuestras vidas. “La maternidad debe ser una elección, no una obligación” Las mujeres que abortan tienen diferentes edades, no son solo adolescentes.

Tejiéndonos Mujeres opinan que hay que buscar estrategias para sumar más mujeres a la lucha, en este momento hacen círculos de mujeres para conversar sobre los derechos sexuales y reproductivos y el tema del aborto sale de forma natural, porque su población está centrada en una barriada de El Valle, donde se hace clandestino a pesar del riesgo por la incapacidad económica.

Organizaciones como El Otro Beta, Colectivo diversidad UBV y Araña Feminista, piensan que el tema del aborto es de clase, porque las mujeres con recursos económicos tienen acceso a clínicas y procedimientos seguros mientras que las mujeres pobres deben recurrir a procedimientos inseguros, clandestinos que las llevan a terminar con severos daños en sus órganos reproductores y hasta terminan presas cuando asisten a los hospitales y los médicos las reportan.

La plataforma Mujeres Contra las Violencias, compuesta por mas de 18 organizaciones también dijo presente a través de la representante de Comadres Púrpuras, se suman como un esfuerzo para superar las barreras partidistas y la polarización.

Cedesex también se suma a la Ruta Verde, siguiendo el ejemplo de sus hermanas de otros países de Latinoamérica que ya han logrado avances en el tema del aborto e hizo hincapié en que la ausencia de cifras, se debe a la penalización, adicional a la falta de cifras que sufre el país en diferentes ámbitos.

La mayoría de los sub-registros en las causales de muertes de mujeres están asociadas a abortos inseguros (hemorragias, entre otros). El aborto debe ser legalizado y se debe formar a la población sobre el tema. “no es moral ni ético forzar a una niña victima de violación a una maternidad forzada, eso es tortura” “no es ético que el Estado y la sociedad esté pendiente que esa niña no aborte, pero no haga nada para culpar al violador” temas como estos invitan a debatir con las comunidades.

Para concluir, todas las organizaciones hicieron un llamado a participar en la marcha del 28 de septiembre desde la Plaza Morelos para caminar hasta la Asamblea Nacional, donde harán entrega de un comunicado con exigencias y propuestas.

Fuentes:
– Adriana Muñoz, FeminismoINC.
– Niedlinger Briceño Perdomo. Ruta Verde, campaña por la Despenalización Legal y Social del aborto en Venezuela.


Deja una respuesta